Make a Payment Online

1-800-588-2738

Serving Abilene, Eastland, Sweetwater and Snyder

Hendrick Medical Supply provides durable medical equipment, oxygen and respiratory equipment and supplies to patients of all ages and needs.

  • Web Site Options:
  • Printer Friendly
  • Send to a Friend
  • Add To Your Favorites
  • Re-Size Your Text: Aa Aa Aa

Ayuda para Pacientes y Cuidadores


Problemas de Salud

Más información sobre algunos de los problemas de salud más comunes. Por favor siéntase libre para leer la información que hemos reunido. Parte de esta información incluye los riesgos, consejos, explicaciones y consejos de prevención para pacientes y cuidadores.


Artritis
Tratamiento y cuidado para la Artritis

Tratamiento de la artritis depende de su causa particular, donde se ven afectadas las articulaciones, su gravedad, y cómo la enfermedad afecta a sus actividades diarias. Su edad y la profesión también serán tenidos en cuenta cuando el médico trabaja con usted para crear un plan de tratamiento.

Si es posible, el tratamiento se centrará en la eliminación de la causa subyacente de la artritis. Sin embargo, la causa NO necesariamente se puede curar, como sucede con la osteoartritis y la artritis reumatoide. Tratamiento, por lo tanto, tiene como objetivo reducir el dolor y el malestar y evitar una discapacidad posterior.

Es posible mejorar enormemente los síntomas de la osteoartritis y otros tipos a largo plazo de la artritis sin medicamentos. De hecho, hacer cambios de estilo de vida sin medicamentos es preferible para la osteoartritis y otras formas de inflamación de las articulaciones. Si es necesario, los medicamentos deben ser utilizados además de los cambios de estilo de vida.

El ejercicio para la artritis es necesario para mantener la salud de las articulaciones, aliviar la rigidez, reducir el dolor y la fatiga, y mejorar la fuerza muscular y ósea. Su programa de ejercicio debe adaptarse a usted como individuo. Trabajar con un fisioterapeuta para diseñar un programa individualizado, que debería incluir:

  • Actividad aeróbica de bajo impacto (también llamada ejercicios de resistencia)
  • Ejercicios de movilidad para la flexibilidad
  • El entrenamiento de resistencia para el tono muscular

 

Un fisioterapeuta puede aplicar calor y de frío según sea necesario y medirle soportes o dispositivos de ortesis (enderezamiento) para apoyar y alinear las articulaciones. Esto puede ser particularmente necesario para la artritis reumatoide. Su terapeuta físico también puede considerar la terapia de agua, masaje con hielo, o la estimulación nerviosa transcutánea (TENS).

El descanso es tan importante como el ejercicio. Dormir de 8 a 10 horas por la noche y tomar siestas durante el día puede ayudarle a recuperarse de un brote más rápidamente y puede incluso ayudar a prevenir las exacerbaciones. También debería:

 

  • Evitar mantener una posición durante demasiado tiempo.
  • Evite las posiciones o movimientos que ejerzan tensión adicional sobre las articulaciones afectadas.
  • Modifique su casa para hacer las actividades más fáciles. Por ejemplo, tenga barras de apoyo en la ducha, la tina y cerca del inodoro.
  • Reducir el estrés, que puede agravar los síntomas. Pruebe la meditación o visualización guiada. Y consulte con su terapeuta físico sobre el yoga o tai chi.

 

Otras medidas pueden incluir:

 

  • Aplicar crema de capsaicina (derivado del ají) en la piel sobre las articulaciones que duelen. Usted puede sentir mejoría después de aplicar la crema durante 3-7 días.
  • Consuma una dieta rica en vitaminas y minerales, especialmente antioxidantes como la vitamina E. Se encuentran en frutas y verduras. Las fuentes de selenio de la levadura de cerveza, germen de trigo, ajo, cereales integrales, semillas de girasol y nueces de Brasil. Obtener ácidos grasos omega-3 de peces de agua fría (como el salmón, la caballa y arenque), semilla de lino, colza (canola), aceite, soja, aceite de soja, semillas de calabaza y nueces.
  • Tomar glucosamina y condroitina – estas forman los bloques de construcción del cartílago, la sustancia que recubre las articulaciones. Estos suplementos están disponibles en las tiendas naturistas o supermercados. Mientras que algunos estudios muestran que estos suplementos pueden reducir los síntomas de la osteoartritis, otros no muestran ningún beneficio. Sin embargo, dado que estos productos se consideran seguros, son razonables para intentar y muchos pacientes encuentran que sus síntomas mejoran.

 

MEDICAMENTOS

 

Su médico elegirá entre una variedad de medicamentos cuando sea necesario. En general, los primeros fármacos que se prueban están disponibles sin receta médica. Estos incluyen:

 

  • Acetaminofeno (Tylenol) - recomendado por el Colegio Americano de Reumatología y la Asociación Americana de Geriatría como tratamiento de primera línea para la osteoartritis. Tomar hasta 4 gramos al día (dos Tylenol para Artritis cada 8 horas). Esto puede proporcionar un alivio significativo del dolor de la artritis sin muchos de los efectos secundarios de los medicamentos recetados. No exceda la dosis recomendada de acetaminofeno o tomar el fármaco en combinación con grandes cantidades de alcohol. Estas acciones pueden dañar el hígado.
  • Aspirina, ibuprofeno o el naproxeno - estos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son a menudo eficaz en la lucha contra el dolor de la artritis. Sin embargo, tienen muchos riesgos potenciales, especialmente si se usa por un largo tiempo. No deben ser tomadas en cualquier cantidad sin consultar a su médico. Los posibles efectos secundarios incluyen infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, úlceras estomacales, sangrado del tracto digestivo y daño renal. En 2005, la Alimentación y Medicamentos de EE.UU. (FDA) pidió a los fabricantes de medicamentos AINES incluir una etiqueta de advertencia en su producto que alerte a los usuarios de un mayor riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y la hemorragia gastrointestinal. Si usted tiene enfermedad renal o hepática, o antecedentes de sangrado gastrointestinal, no debe tomar estos medicamentos a menos que su médico se lo recomienda.

 

Medicinas prescritas incluyen:

 

  • Biológicos.  Estos son los avances más recientes para el tratamiento de la artritis reumatoide. Tales medicamentos, incluyendo etanercept (Enbrel), infliximab (Remicade) y adalimumab (Humira), son administrados por inyección y pueden mejorar enormemente su calidad de vida. Más reciente biológicos incluyen Orencia (abatacept) y Rituxan (rituximab).
  • Corticosteroides ( "esteroides") - Estos son medicamentos que suprimen el sistema inmune y los síntomas de la inflamación. A menudo se inyecta en dolor de las articulaciones con osteoartritis. Los esteroides son utilizados para tratar las formas autoinmunitarias de artritis, pero se debe evitar en la artritis infecciosa. Los esteroides presentan múltiples efectos secundarios, incluyendo malestar estomacal y sangrado gastrointestinal, presión arterial alta, el adelgazamiento de los huesos, cataratas y aumento de las infecciones. Los riesgos son más pronunciados cuando los esteroides se toman durante largos períodos de tiempo o en dosis altas. La estrecha supervisión de un médico es esencial.
  • Los inhibidores de ciclooxigenasa-2 (COX-2). Estos medicamentos bloquean una enzima promotora de inflamación llamada COX-2. Esta clase de medicamentos Inicialmente se creía que trabajaban igual que los tradicionales, pero con menos problemas estomacales. Sin embargo, numerosos informes de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares han llevado a la FDA a volver a evaluar los riesgos y beneficios de la COX-2. Celecoxib (Celebrex) aún está disponible, pero con etiquetas de fuertes advertencias y una recomendación de que sea prescrito en la dosis más baja posible durante el menor tiempo posible. Hable con su médico acerca de si la COX-2 son recomendados para usted.
  • Modificadores de la enfermedad los fármacos antirreumáticos – estas se han utilizado tradicionalmente para tratar la artritis reumatoide y otras causas autoinmunes de artritis. Estos medicamentos incluyen las sales de oro, penicilamina, sulfasalazina e hidroxicloroquina. Más recientemente, el metotrexato ha demostrado disminuir la progresión de la artritis reumatoide y mejorar su calidad de vida. El metotrexato en sí puede ser altamente tóxico y requiere exámenes de sangre frecuentes para los pacientes sobre la medicación.

 

Inmunosupresores  Estos medicamentos, como azatioprina o ciclofosfamida, se utilizan para casos graves de artritis reumatoidea cuando otros medicamentos han fracasado.

 

Es muy importante que tome sus medicamentos como se lo indique su médico. Si usted está teniendo dificultades para hacerlo (por ejemplo, debido a efectos secundarios intolerables), debe hablar con su médico.

 

CIRUGÍA Y OTROS ENFOQUES

En algunos casos, la cirugía para reconstruir la articulación (artroplastia) o reemplazar la articulación (como un reemplazo articular total de rodilla) puede ayudar a mantener un estilo de vida más normal. La decisión de realizar cirugía de reemplazo articular normalmente se toma cuando otras alternativas, tales como cambios de estilo de vida y medicamentos, ya no son eficaces.

Articulaciones normales contienen un lubricante denominado líquido sinovial. En las articulaciones con artritis, este líquido no se produce en cantidades adecuadas. En algunos casos, el médico puede inyectar la articulación artrítica con una versión artificial del líquido articular. El líquido sintético puede posponer la necesidad de cirugía, al menos temporalmente, y mejorar la calidad de vida de las personas con artritis.